×

lavispera

12. El secreto.

Durante el asedio de Samaipata entré a Facebook de vez en cuando y vi la foto de una tropa de burros en un camino con el texto “los Masiburros ya llegaron a Comarapa” que me hizo reír, todavía. El video con los hombres salvajes con palos y dinamita atacando al... Continue reading

11. Frugal y frágil

Algunos que suelen visitar Memoralia cada mes ya me tientan a pensar en la publicación de un pequeño libro. Muy amable, pero les pido, déjenme en paz. Me desvían de mi placer esperador de venir a sentarme atrás de esta máquina, aquí en Atma, a destapar lo que me movió... Continue reading

9. Solitarios solidarios.

Por más que quiera ya seguir con la historia de la finca, me quedo atrapada en el principio de nuestra nueva vida en Samaipata. No es tanto por mi propia voluntad, es más por algo que me empuja a profundizar el comienzo de esta historia. Busco las raíces del cambio... Continue reading

8. La brújula vital

Los animales vuelven ahora que los humanos se retiraron. Ya escuchamos al zorro, casi al lado de la ventana del dormitorio, por primera vez desde hace unos veinte años. Ojalá vuelvan las urinas, los venados pequeños andinos, tan hermosos cuando bailaban sobre el pasto en las madrugadas. De nuestro valle... Continue reading

7. Salmos 8:6-8

Hace algunos meses atrás traspasé el umbral decisivo: si no actuamos hoy, nuestro planeta Tierra no va a seguir como lo conocemos, de ninguna manera. Ya no me quedo muy esperanzada en que todo va a salir bien. No. Ya no. Ya no acepto que PIL venda su leche en... Continue reading

6. Contrastes

          Tengo tantos temas en qué pensar, tantos artículos que leer, tantos encuentros que vivir y tantas tareas por hacer, y la mayoría tan agradables y creativas: costurar una blusa de un modelo intrigante, tejer con lana hermosa de Gales, sembrar, regar, y replantar nuevas variedades de flores, que mis... Continue reading

4. Diciembre 1984 y 2019

        Nunca nos hubiéramos imaginado que otros inmigrantes, que llegaron durante los últimos diez años, nos iban a llamar “Los Pioneros”. Creo que éramos los primeros gringos que venían a vivir a la región sin algún lazo con una iglesia, no éramos misioneros, ni una ONG, no... Continue reading